Las letras, esos objetos cotidianos que ayudan (o no) a optimizar comunicaciones

Si calculas lo que lees por semana y por año y multiplicas el resultado por los años de lector, obtendrías sumas vertiginosas.

Libros, periódicos, revistas, informes, artículos, manuales, instrucciones, folletos, envases, señales, menús, facturas, correos, sms y todo lo que se ponga ante tus ojos…

La mayoría de estas informaciones, salvo por algún incidente crítico, desaparecerá de tu memoria a corto plazo.

Pasas de una página a otra, vuelves para comprobar algo que has leído… Mientras tanto, realizas una doble actividad de la que seguramente no eres conciente: lees sin ver las letras. Se esfuman.

Pocos podrían describir con detalle las formas de las letras de lo último que ha leído. Sin embargo, los tipos de letras están fuertemente fijados como un patrón en el cerebro, de forma que confías ciegamente en ellas, igual que en un idioma o en los movimientos de los pies.

Estos hábitos ofrecen comodidad y seguridad, reduciendo el pensamiento innecesario y permitiendo centrarnos en el contenido.

¿Qué hace que las letras y los textos sean más o menos legibles?

Es crucial comprender las causas de lo que puede implicar un retraso en la comprensión de un contenido. A este factor lo llamamos: legibilidad.

En el inglés existen legibility y readability. Esta cuestión lingüística diferencia en niveles los detalles de las formas  y su utilización para hacer más comprensible un texto:

  • Legibility se refiere a la distinción entre letras entre sí. Por ejemplo, si una I se distingue bien de un l.
  • Readability es un concepto más amplio que alude a la facilidad de lectura; si puedes leer un periódico durante largo tiempo, entonces está provisto de readability.

Encontramos muchas guías para encontrar orientación práctica sobre:

  • elección del tipo
  • cuerpo más adecuado
  • recomendación del largo de líneas
  • espaciado entre caracteres, palabras y líneas
  • márgenes agradables
  • ausencia de elementos de distracción, etc
  • Entender la función que cumplen estos elementos en un texto facilita la toma de decisiones eficaces en favor de una comunicación eficaz de nuestros contenidos.

Convenciones

Las convenciones no solo tratan de letras sino del sistema completo de hábitos lectivos: la norma de leer de izquierda a derecha (alfabeto latino), por columnas o páginas desde arriba hacia abajo, etc.
Se sustentan en investigaciones científicas y experimentaciones sobre cómo reaccionan la vista y el cerebro ante los diseños tipográficos.

Si quieres liberarte de las convenciones tipográficas, corres el riesgo de que el texto sea de difícil lectura, exijas un mayor esfuerzo a tus lectores y ello implique que no puedan emplear el reconocimiento subconciente y plenamente automático en textos que lo requieren.

Una vez que aprendas las reglas básicas de las formas de leer y la forma de las letras, puedes desafiar todo lo demás. No porque haya que cambiarlo todo, sino porque siempre hay nuevas oportunidades para explorar.

El truco de desaparecer

Beatriz Warde comparaba la tipografía con ventanas. ¿Quieres ver el marco de una ventana o captar el paisaje que hay más allá? Ella consideraba que así como una ventana discreta permite las vistas libres, una página discreta muestra de forma óptima el contenido del texto. Piensa en ello cuando decidas dónde quieres que el lector realice su esfuerzo de lectura.

Aunque escape a la elección de una tipografía, es importante tener en cuenta que cuando el contenido nos fascina, leemos mucho mejor.

La motivación ayuda a esfumar tipografías y evaporar el entorno.

10 sitios donde descargar tipografías gratuitas

Recuerda que además de conseguir colecciones de tipografías, lo importante es saber seleccionarlas y combinarlas.

Algunas lecturas recomendadas

No comments

Leave a reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>